Hoy me pusieron un yeso.

14.07.2012 01:59

Hace como dos días, me esguincé el tobillo derecho (Escribí un artículo sobre eso, así que esto podría ser considerado como la segunda parte) El tobillo, sí... lo debo reconocer, se veía bastante feo. 

El primer día del esguince, desperté e intenté apoyarme, pero no pude. Me caí de hocico. Aunque en el transcurso de las horas, ya el tobillo mejoraba de manera positiva. Encontré que tenía el tobillo de tal forma, que se me ocurrió ir a jugar baloncesto. Fui con el Fabián y el Andrés a jugar baloncesto. Al principio estaba jugando leve. No me forzaba e intentaba saltar con el pie izquiero y no con el derecho para no forzar el tobillo. Hasta ahí todo bien. Luego armamos un partido y ahí comencé a subir el nivel de mi juego. El tobillo me dolía, pero aún era soportable. Luego llegó el Milo, un amigo que juega baloncesto de manera espectacular y ya ahí mi nivel de juego estaba casi en lo normal, estaba usando las dos piernas para saltar, correr y jugar. Ya mi tobillo lesionado estaba recibiendo el ejercicio que no necesitaba. Jugamos normal, aunque seguía cojeando. Luego llegaron dos amigos del Milo y ellos se pusieron a jugar entre ellos, no se tardaron a ofrecernos un partido... el cual debí rechazar, pero... siempre termino diciendo sí.

 

Comenzamos a jugar, yo, el Utley, el mago Valdivia, el Seba y Andrés alías Kevin Garnett. Contra el Milo y sus dos amigos. Tengo que decir que no sé cuanto jugamos, si 20 o 30 minutos... pero nos volaron la raja. No sabíamos que hacer y yo... me estaba enojando al no poder jugar bien, por el puto tobillo de mierda. 

Hasta que supongo que se cansaron de ganarnos y propusieron mezclar los equipos. 

Los equipos quedaron así: Yo, Andrés, Fabián y un amigo del Milo. V/S Seba, Milo, el otro amigo del Milo y el mago Valdivia. 

Comenzamos a jugar bien, ya el juego estaba intenso. Carajo, estába corriendo toda la maldita cancha.

Y entré a algo que me gusta definir como "La Zona" La cual consiste en dejar de pensar en cosas secundarias y solo concentrarte en el balón. Aunque las zonas de jugadores de élite, como Kobe Bryant, LeBron James, Ray Allen y todos los basquetbolistas, significa... no parar de hacer puntos. Mi zona significa olvidar todo y jugar a un nivel aceptable. Eso sucedió entré a la zona. Usualmente entro poco a la zona. Pero hoy lo hice y sinceramente fue el peor momento para entrar. Creo que a los 5 minutos de partido, entré en la zona, la cual duró hasta que finalizamos de jugar. Se me olvidó por completo el dolor del tobillo, la zona me dio unos minutos de normalidad en mi cuerpo. A cambio de cuando se terminara el partido, un maldito dolor intenso. Odié eso. 

Al menos hice un par de puntos, luego terminamos el partido y tomamos agua, nos despedimos y cada uno se largó a su casa. 

Entré a mi casa e intente disimular que no había jugado. Porqué tenía estrictamente prohibido jugar. Pero al carajo, el baloncesto siempre gana. Así que rápidamente fui a mi pieza, me saqué las zapatillas y los calcetines, miré mi tobillo y... estaba muy morado e hinchado. ¿Por qué me puse a jugar bien, justo el día en que no debía jugar bien? Suspiré. Me saqué el resto de la ropa, me envolví en una toalla, prendí el calefón y me dí una refrescante ducha. El tobillo me dolía mucho, cada vez lo notaba más y más morado, me preocupé un poco, pero luego pensé que con unos días de inactividad física, se curaría. He ahí donde aparece mi querido papá.

Salí del baño y mi mamá me dijo que llamara a mi papá. "No debe ser nada bueno" pensé. 

Lo llamé. Eran las 9 de la noche y me dijo que me preparara porque apenas llegara del trabajo, iríamos al hospital, a ver eso. Juro que estuve intentando convencerle de que no fuéramos, pero no quiso.

Al final, fui yo con mi hermano en el auto a buscar al trabajo a mi papá. Me fui durmiendo todo el trayecto, estaba muy cansado. Me despertaron cuando íbamos llegando al hospital. Abrí la puerta del auto, apoyé el pie derecho en el cemento y bang, me dio un dolor tremendo, fue una puntada. Hice una mueca de dolor, apoyé el otro pie y comencé a caminar hacía "Urgencias" 

Estaba en la silla quedándome dormido mientras esperaba a que me llamaran. Yo no quería estar ahí, seguía (De hecho, ahora sigo pensando) que lo mejor era vendarme y que no me dejaran ir a jugar básquet. Pero no... tanto color por un maldito esguince. 

Como a los 20 minutos, me llamaron. 

Llegué a la sección de traumatología, había una doctora y un doctor esperando. Me saqué las zapatillas y los calcetines. Me manosearon el tobillo y preguntaban a cada rato si me dolía. Donde me tocaban no me dolía pero el último toque dio en el punto. Sentí un inmenso dolor cuando toco ese huesito que resalta, llegué a saltar. El doctor me miró y dijo "Traigan una silla de ruedas y que vaya a hacerce exámenes de rayos X" "Carajo" Pensé. 

Me subí a la silla de ruedas y fuimos a rayos X. Me tomaron unas 7 fotos y luego volví a Traumatología. 

Ahora había otro doctor más joven. Vimos las imágenes en un computador.

"No es nada del otro mundo, no está comprometido el hueso ni nada, es solo un esguince" 

Me he salvado, solo me vendarán. Pensé ingenuamente. Él dijo lo que cité arriba, pero lo que en realidad pensaba es esto:

"No es nada del otro mundo, no está comprometido el hueso ni nada, es solo un esguince. Podría vendarlo, mandarlo a la casa sin actividad física por un par de semanas, pero mejor le voy a cagar las vacaciones y la vida y le enyesaré para complicarle todo" 

Lo odio al trolazo. 

Entonces llegó otro médico que se parecía mucho a Vinnie Jones, con una voz toda masculina, me puso un yeso. Así, llegó el bastardo y me puso yeso. Me jodieron la vida por tres semanas y en vacaciones, así con un par de palabras, cagaron mis vacaciones. Podrían haberme solo vendando, pero no... vamos a cagarle la vida al Benja. Todos vamos a cagarle la vida. Luego llegué a mi casa, me encerré a mi cuarto y comencé a llorar. :c 

 

Estoy seguro que personas, no sé quien, pero alguien me hizo brujería. No puede ser tanta la mala suerte. Pero bueno, ahora aquí estoy. Con el maldito yeso, impidiendo que baje al primer piso de mi casa. De nuevo estoy en mi pieza con mi computador, sin poder salir y usando un bastón... Cuando debería estar vendado y haciendo mi vida normal. Espero que todo el personal de Urgencias que atendió la noche del 14 de Julio... Se joda, se recontrajoda. 

 

Espero que todos los que lean esto, vengan a firmarme el yeso y le coloquen un par de insultos a los médicos.

 

Una foto para respaldar lo que digo. Tengo un calcetín para que mis deditos ;3 no se hielen, ya que estos hijos de puta, no consideraron eso. Aunque se supone que lo tengo que tener tres semanas, tengo un plan que la Pía me ayudó a crearlo. Voy a intentar primero con un alicate sacarme esta mariconada, aunque este aspecto tiene una desventaja: Me demoraré tres días y voy a sopear como nunca. Y la segunda opción es coger la motosierra que ocupa mi papá para soldar (No se llama motosierra, tiene otro nombre, que ahora no recuerdo) y ahí romper todo yeso que se cruce por delante, este plan también tiene una desventaja... me puedo cortar la pierna. 

 

 

 

Recuerda Darle Like a este artículo si te gusto y también a la página.
Si quieres contactarme, agrégame a Facebook; http://www.facebook.com/benja.paqeteenamore
También puedes agregarme a mi correo electrónico que sale en la parte izquierda de mi blog. 
Por favor, visita también; http://lagrimasypoesia.blogspot.com/ 
El nuevo blog de mi amiga, por favor vísitalo: http://ono-asianworld.blogspot.com/
Gracias, un abrazo. 

BenjaRhein ~ 

TÚ APOYO EN ESTAS TRES PÁGINAS NOS HES FUNDAMENTAL.